logo_rmcr

EL BLOG

· DE LA REAL MAESTRANZA DE CABALLERÍA DE RONDA ·

Ronda, 8 de febrero de 2023

Sala de Historia de la Real Maestranza de Caballería de Ronda. Silla bridona de Carlos III.

En la sala dedicada la historia de la Real Maestranza se exhibe en una de las vitrinas una silla bridona de Carlos III (ca. 1770), montura bordada en oro con cartucheras para dos armas de fuego. La monta a la brida, de estribos largos, que en siglos anteriores había sido usada por la caballería pesada para los combates a campo abierto y en justas y torneos, fue derivando hacia espectáculos ecuestres en el siglo XVIII que tenían más de ballet cortesano.

En la sala dedicada a la historia de la Real Maestranza se exhibe en una de las vitrinas una silla bridona de Carlos III (ca. 1770), montura bordada en oro con cartucheras para dos armas de fuego. La monta a la brida, de estribos largos, que en siglos anteriores había sido usada por la caballería pesada para los combates a campo abierto y en justas y torneos, fue derivando hacia espectáculos ecuestres en el siglo XVIII que tenían más de ballet cortesano. 

Silla bridona de Carlos III (ca. 1770). Colección de la Real Maestranza de Caballería de Ronda.

De igual modo, las sillas de montar destinadas a mantener al jinete para resistir los impactos, con los arzones altos y con prolongaciones que sujetaban las caderas del jinete, evolucionaron hacia modelos con el arzón trasero rebajado, como en este caso, de estilo ceremonial para desfiles y apariciones públicas de los monarcas. El uso de armas de fuego en la caballería era habitual en el XVIII, con modelos específicos (pistolas, pistoletes, tercerolas, carabinas) que solían llevarse por parejas en fundas de cuero a ambos lados del arzón.

En distintas representaciones ecuestres de Carlos III se puede distinguir una montura similar, como el retrato atribuido al italiano Francesco Liani (1712-1780), que se encuentra en el Museo Nacional de Capodimonti, Nápoles; el del francés Antoine de Favray (1706-1798) en el Museo Nacional de Bellas Artes de Malta, La Valeta, o la escultura en madera revestida de una fina capa de yeso, corona de metal y bridas de tela de Manuel Álvarez El Griego, fechada en 1790 y que se encuentra en la colección de la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando de Madrid. Encargada por Carlos IV, sirvió de modelo para la estatua realizada en 1993 por Eduardo Zancada y M.A. Rodríguez, que está situada en la madrileña Puerta del Sol.

Retrato ecuestre de Carlos III de Borbón. Francesco Liani. 1760. Museo Nacional de Capodimonti, Nápoles.