logo_rmcr

EL BLOG

· DE LA REAL MAESTRANZA DE CABALLERÍA DE RONDA ·

Ronda, 3 de junio de 2023

Biblioteca-RMR: Nº 87. Las murallas de Ronda hacia 1863 a través del objetivo del fotógrafo Jean Laurent. Diciembre 2020.

· ARTÍCULO ·
· BIBLIOTECA DE LA REAL MAESTRANZA DE CABALLERÍA DE RONDA ·
· DICIEMBRE 2020 ·

· FONDO RONDA ·

Las murallas de Ronda, verdadero yacimiento arqueológico cuyo origen se remonta a la edad media, constituyen uno de los principales atractivos del patrimonio histórico-monumental de la ciudad, ostentando la declaración de Bien de Interés Cultural (BIC). Salvo casos puntuales, el desarrollo urbano de la localidad no ha afectado a su integridad, ni le ha provocado alteraciones importantes, al realizarse el crecimiento de la población básicamente hacia el norte, lo que ha permitido que permaneciese a salvo el recinto medieval.

Con una longitud lineal que alcanza los 3,5 kilómetros, es uno de los sistemas defensivos más extensos de España, por encima de otros más conocidos como los de Ávila o Lugo. Es precisamente esta enorme extensión lo que dificulta su conservación en un estado óptimo, que asegure su continuidad en el tiempo. En los últimos años se vienen realizando diferentes intervenciones, unas para consolidar las estructuras más degradadas, otras para recuperar los caminos de acceso en las laderas, permitiendo de esta manera que las murallas se integren en el recorrido histórico por la ciudad.

Fueron estos mismos muros y torres de protección los que llamaron la atención del profesional de la fotografía Jean Laurent (1816-1886) a su pasó por la ciudad, a principios de la segunda mitad del siglo XIX. Establecido en Madrid en 1844, no será hasta 1855 cuando el francés nacido en Garchizy (Borgoña) comience su actividad fotográfica, especializándose en el retrato de estudio, monumentos y obras públicas en general.

Ante su objetivo posaron los más reputados personajes de su época. Igualmente, su cámara registró las principales obras de arte del país. Desde 1857 empezó a viajar fuera de Madrid para la realización de vistas estereoscópicas, legando para la posteridad numerosas imágenes de monumentos del territorio nacional, así como de escenas y retratos etnográficos y de costumbres.

El Instituto del Patrimonio Cultural de España (IPCE), dependiente del Ministerio de Cultura, conserva entre los fondos de su fototeca el denominado Archivo Ruiz Vernacci, adquirido por el Estado en 1975 a los últimos propietarios privados de la colección fotográfica de Laurent. Aquí se conservan casi cincuenta fotografías y vistas estereoscópicas de Ronda.

Una de esas fotografías, titulada «Ronda (Málaga). 2102. Vista general con las murallas romanas y árabes», muestra una perspectiva de las murallas denominadas de levante muy similar a la que podemos contemplar hoy en día. En ella se pueden identificar, entre otros: en la línea superior, la muralla principal, la iglesia del Espíritu Santo, la puerta de los Esparteros, las ruinas del castillo del Laurel, la iglesia del Carmen y la torre de la colegiata de Santa María la Mayor; en la línea central, el segundo lienzo de muralla, que delimitaba por su parte baja al arrabal de San Miguel; y en la línea inferior, el arroyo de las Culebras y el cerro de la Pedrea, lugar desde el que se tomó la instantánea.

Instituto del Patrimonio Cultural de España. Archivo Ruiz Vernacci. Número de inventario VN-07622. J. Laurent y Cía. «Ronda (Málaga). 2102. Vista general con las murallas romanas y árabes». 1879. [Fototeca]

Si bien esta copia está fechada en 1879, casi con total seguridad la imagen original debió de tomarse hacia 1863, ya que en el catálogo de fotografías a la venta que Laurent publicó en dicho año se incluían una serie de vistas de la ciudad del Tajo.

Además de la señalada, en el IPCE se conservan una segunda fotografía (número de inventario VN-08783) con un encuadre ligeramente diferente, y una vista estereoscópica (número de inventario VN-17873) formada por dos imágenes con más campo de visión en los laterales, lo que permite descubrir elementos del paisaje que no aparecen en las primeras.

Las fotografías del archivo de Laurent fueron reproducidas en incontables ocasiones en tarjetas postales, distintas publicaciones, y hasta en abanicos. También sirvieron de modelo para la realización de dibujos estampados posteriormente como grabados. Es el caso de la imagen que nos ocupa, publicada en las páginas de la revista «La Ilustración Española y Americana» en 1884. No hay constancia de quienes fueron los artífices del dibujo y del posterior grabado, ya que no aparece firma alguna.

Ronda (Málaga). Antiguas murallas romanas y árabes. (De fotografía de Laurent). «La Ilustración Española y Americana». Año XXVIII, número XVII, 8 de mayo de 1884, página 293. Grabado sobre papel de dibujo tomado de fotografía, 155 x 229 mm. Biblioteca-RMR.

Esta revista nació en 1869 siguiendo el modelo de las grandes revistas ilustradas europeas, convirtiéndose en el máximo exponente del periodismo gráfico español del siglo XIX, prolongando su existencia hasta 1921. Fue una publicación para suscriptores, dirigida a las clases burguesas. Al poco de su aparición alcanzó los 2000 ejemplares, una tirada nunca antes registrada.

El grabado xilográfico comenzó su introducción en este género marcando un antes y un después en la estructura y las formas literarias, iniciando la transformación en la prensa gráfica. Este grabado consiste en una técnica de impresión con plancha de madera. El dibujo realizado a pluma o lápiz se talla a mano con una gubia o buril en la madera. Se utiliza habitualmente una sola matriz (llamada también taco) para cada página. A continuación, se impregna con tinta y presionándola contra un soporte (como el papel) se obtiene la impresión del relieve. Las maderas más adecuadas para realizarla son las de boj, cerezo o peral.

El desarrollo de la revista derivó en la formación de una escuela de maestros gráficos, entre dibujantes y grabadores. A partir de 1880, las fotografías se utilizaron como auxilio de las ilustraciones dibujadas. El primer fotograbado apareció en 1883, y la primera fotografía en 1888. La utilización del fotograbado durante los últimos años del siglo XIX coincidió con el máximo esplendor de la revista. Si bien en los créditos de los grabados de los dibujos tomados a partir de fotografías era habitual citar el nombre del fotógrafo (como es el caso de Laurent), hasta 1910 no aparecerán los nombres de estos en los fotograbados.

Entre las secciones fijas de la revista se encontraba la denominada «Nuestros grabados», donde apareció la imagen en cuestión acompañada del siguiente texto:

«Antiguas murallas de Ronda. La historia de Ronda tiene muchas páginas gloriosas, desde que en aquella ciudad, la vetusta Arunda, halló refugio y reorganizó sus legiones el desventurado Cneo Pompeyo, después de la batalla de Munda; todas las razas, todos los pueblos que han dominado en la península Ibérica dejaron en Ronda imperecederas huellas de su paso; todavía existen allí las ruinas del anfiteatro romano, y templos, viaductos y murallas que debieron su construcción primitiva a los árabes. En la pág. 293 reproducimos (de fotografía de Laurent) las antiguas murallas de Ronda, esos lienzos de piedra, fundados por los romanos, restaurados por los moros y agrietados por el ariete de los siglos».

El grabado original (así como el ejemplar completo de la publicación donde se localiza) pertenece a la colección de la Biblioteca de la Real Maestranza de Caballería de Ronda, y ha sido elegido por la Institución para ilustrar la felicitación navideña del presente año.

¡Feliz Navidad y Año 2021!