logo_rmcr

EL BLOG

· DE LA REAL MAESTRANZA DE CABALLERÍA DE RONDA ·

Ronda, 27 de enero de 2023

Real Guarnicionería de la Casa de Orleans. Retrato de don Antonio de Orleans, duque de Montpensier (II).

Hijo menor del rey Luis Felipe I de Francia, nació en Neuilly-sur-Seine en 1824. Por su boda con Luisa Fernanda de Borbón, hermana de Isabel II, pasó a formar parte de la familia real española. El matrimonio llegó para instalarse en Sevilla en 1848, tras la revolución que destronó al último rey de los franceses, y por los recelos del gobierno español de que lo hiciera en Madrid.

Hijo menor del rey Luis Felipe I de Francia, nació en Neuilly-sur-Seine en 1824. Por su boda con Luisa Fernanda de Borbón, hermana de Isabel II, pasó a formar parte de la familia real española. El matrimonio llegó para instalarse en Sevilla en 1848, tras la revolución que destronó al último rey de los franceses, y por los recelos del gobierno español de que lo hiciera en Madrid. La ciudad andaluza estaba empobrecida, víctima de un saqueo artístico sin precedentes, había perdido la cabecera del tráfico con Indias a favor de Cádiz, y mal vivía con la memoria de su glorioso pasado. En esas circunstancias, la instalación de la corte de los Montpensier tendría una enorme repercusión. La imagen actual que se tiene de Sevilla y de Andalucía la Baja se debe en gran parte a esta influencia.

Personalidad con grandes ambiciones políticas, sempiterno pretendiente al trono de España, el duque tenía el propósito de desarrollar un programa que fuera una alternativa contrapuesta a la corte de Madrid, tensionada por las pugnas entre liberales y conservadores, desgastada por las guerras carlistas. Las desamortizaciones de bienes eclesiásticos de 1836 había impulsado a su vez la creación de una incipiente y emprendedora burguesía agrícola, que encontraron en Antonio de Orleans un motor de renovación en todos los ámbitos, con particular incidencia en la modernización de la agricultura y la industria, en el panorama cultural y social.

Instalado en la que fuera Escuela de Mareantes, el palacio de San Telmo, su proyecto era una síntesis de progreso y tradición. Fascinado por la nuevas tecnologías como el ferrocarril y la electricidad, cosmopolita y emprendedor, se ocupaba personalmente del cultivo de sus tierras, lo que se contraponía a la imagen del noble ocioso. Repasaba las cuentas con sus administradores y otorgaba una pequeña parcela a sus hijos para que la trabajaran con sus propias manos. Consciente de la importancia de la modernización, fue pionero en la introducción de nueva maquinaria, como el primer arado de vapor conocido en Andalucía, y en conjunción con otros propietarios promovió el uso de segadoras y trilladoras de moderna generación en el marco de exposiciones agrícolas e industriales. En sus palacios de San Telmo y Villamanrique montó una conexión telegráfica con Madrid, con pequeña central eléctrica, una de las primeras del país.

Escudo de armas de Orleans-Montpensier. «Blasón de España : libro de oro de su nobleza : reseña genealógica y descriptiva de la casa real, la grandeza de España y los títulos de Castilla» por Augusto de Burgos. Tomo I. Madrid, 1853. Biblioteca-RMR

Con una bien ganada fama de hombre afable, propietario de una gran colección de arte, fue mecenas de los pintores locales que se adentraban en el romanticismo y el costumbrismo, y gracias a su apoyo la fotografía cobró gran dimensión, tratando directamente con los principales fotógrafos extranjeros y nativos que acudían a Sevilla atraídos por su aliento. Ayudó a revitalizar tradiciones olvidadas, especialmente religiosas, con donaciones a numerosas hermandades, haciendo acto de presencia en procesiones y romerías, como el Rocío. En su defensa de lo propio, alejándose de los influjos extranjeros, salvó o rehabilitó edificios que forman parte de la historia de España, como el convento de La Rábida, el palacio de Hernán Cortés en Castilleja, la ermita de Valme o la iglesia de El Salvador en Sevilla. Al descubrir Sanlúcar de Barrameda y construir su palacio y jardines, fue el catalizador de la costumbre del veraneo en la costa.

En el retrato que comentamos aparece con uniforme de la Real Maestranza de Ronda, que recuerda su visita a Ronda y a su Real Maestranza en la feria de mayo de 1849, solo un año después de llegar a Sevilla. El relato y circunstancias de su viaje fue publicado en el Boletín Biblioteca-RMR núm. 79, en el que se cuenta que presenció las corridas de toros programadas, siendo el primer miembro de la familia real española en ocupar el Palco Real de la plaza de toros.

Retrato de Antonio María de Orleans, duque de Montpensier, con el uniforme de la Real Maestranza de Caballería de Ronda. Antonio María Esquivel y Suárez de Urbina (1806-1857). Óleo sobre lienzo. Museo-RMR

Involucrado en conspiraciones contra Isabel II, su hija María de las Mercedes se convirtió en reina consorte por su matrimonio en 1868 con Alfonso XII, unión que acabó cinco meses después por su prematuro fallecimiento a los dieciocho años de edad. Las aspiraciones del duque de ocupar el trono se esfumaron cuando acabó con la vida del infante Enrique de Borbón, nieto de Carlos IV, duque de Sevilla en el duelo a pistola que tuvo lugar en Carabanchel el 12 de marzo de 1870.

Retirado paulatinamente de la vida política después de diversos y complejos avatares, entre los que se cuenta un temporal exilio en Francia, Antonio de Orleans fallecería en un coto de caza del término de Rota durante una jornada cinegética el 4 de febrero de 1890.