logo_rmcr

EL BLOG

· DE LA REAL MAESTRANZA DE CABALLERÍA DE RONDA ·

Ronda, 8 de febrero de 2023

Biblioteca-RMR: Nº 13. El viaje malagueño de Francis Carter. Enero 2015.

· ARTÍCULO ·

· BIBLIOTECA DE LA REAL MAESTRANZA DE CABALLERÍA DE RONDA ·

· ENERO 2015 ·

· FONDO RONDA ·

carter

«West view of the city of Ronda, taken from the mountains & drawn by Fra. Carter in 1771»

Pocos datos se conocen de la vida de Francis Carter, hijo de un comerciante inglés que pasó su infancia en Andalucía. Algunos autores apuntan que pudo nacer entre 1736 y 1741, sin saber a ciencia cierta si lo hizo en Inglaterra o España. Lo que sí se ha constatado con exactitud es la fecha de su fallecimiento, que se produjo de forma repentina el 1 de agosto de 1783 en Woodbridge, Suffolk (Inglaterra).

Pasó largas temporadas en nuestro país y, según él mismo reconoce, entre 1753 y 1773 residió en Andalucía y el reino de Granada, a excepción de cinco años que vivió en Francia. Llega a afirmar que dudaba existiera en el mundo una región como la andaluza tan merecedora de atención, por su clima suave y fértil, por su historia antigua y sus dones y bendiciones naturales que contribuyen al placer y bienestar humano.

En 1771 se le localiza en Gibraltar, donde alquiló una casa. Al año siguiente realizó un viaje desde la colonia inglesa hasta Málaga al objeto de pasar en esta última ciudad una larga temporada con su familia. Las andanzas de dicho viaje dieron lugar a la publicación del libro aparecido en Londres en 1777 bajo el título A journey from Gibraltar to Malaga.

Muy aficionado a la numismática, la historia y la literatura hispanas, amplió su colección gracias a los presentes de sus amigos españoles, los cuales le facilitaron los materiales e informaciones necesarios para escribir un par de títulos que lo encumbraron, ayudándole en su ingreso en la Real Sociedad de Anticuarios de Inglaterra.

El 3 de julio de 1773 zarpó del puerto de Málaga en una fragata con destino a Bristol, con la pretensión de iniciar una nueva andadura. Esto supondría su despedida definitiva de España, a la que ya nunca más regresaría.

El Viaje de Gibraltar a Málaga es casi monográficamente malagueño, ya que el 75 por ciento de su contenido se dedica a Málaga y su provincia. Su periplo se inicia en septiembre de 1772, regresando a su punto de origen en julio de 1773. De una desbordante erudición, presenta el pasado histórico de la mayoría de los lugares que visita durante su travesía, siendo las páginas de su libro básicamente de contenido naturalista e histórico-arqueológico.

En su obra, Carter menciona las fuentes de las que bebe, no dudando en corregir a algunas de ellas. Entre los ilustres hombres malagueños citados no escatima elogios para el rondeño Juan Rivera (Dialogos de memorias eruditas para la historia de la Nobilissima Ciudad de Ronda), autor de trabajos históricos exhaustivos y correctos, quien en su museo posee una buena colección de antigüedades. También menciona en su trabajo a otro rondeño ilustre, Macario Fariñas del Corral (Antigüedades de Ronda).

Carter no desarrolla en su obra un itinerario determinado. Resulta difícil seguir su camino pues salta de acá para allá, confundiendo más de una vez al lector. Sintetizando, se puede decir que parte de Gibraltar siguiendo la línea de la costa hasta Marbella, subiendo a Ronda donde se detiene en la serranía, y regresando a la costa por Ojén, Coín y Alhaurín hasta llegar a Málaga; desde la capital hace incursiones en Cártama, Álora, valle de Abdalajís y Antequera; dedicando la última parte a Málaga y su contorno. Así, el viajero ha recorrido casi toda la provincia de Málaga, a excepción de una estrecha franja al norte y la zona más oriental.

Del paisaje de la serranía de Ronda, o su historia natural, como lo llama Carter, asegura que no cree que jamás pueda ver un paisaje más delicioso. Abrumado por la fertilidad de estas tierras, de sus excelentes aguas, de su aire, de los generosos frutos de sus árboles, se aventura a asegurar que un hombre que fuera abandonado a su suerte, por cualquier causa, en estos bosques podría sobrevivir perfectamente.

La obra se compone de varios grabados de Ronda, Marbella, Ardales, Cártama, Málaga desde el mar y desde la Hoya, Gibralfaro, Catedral y puerta de la Alcazaba, así como un mapa de la serranía de Ronda y diversas ilustraciones con monedas e inscripciones romanas.

La extraordinaria cantidad de datos históricos y anécdotas sobre la capital y la provincia son cualidades suficientes para atraer la atención del lector interesado por el pasado malagueño. Nos encontramos, sin duda, ante una de las obras claves de la literatura de viajes en Málaga.

La imagen que acompaña este comentario muestra la vista de Ronda que forma parte de la obra de Carter, si bien a diferencia de la edición original del libro (cuyos grabados son todos en blanco y negro) presenta la particularidad del coloreado de época, a mano con acuarela. Este proceso solía realizarse en ciertos casos para dotar a la impresión de un mayor realce, con vistas a su comercialización como lámina suelta, independiente de su texto original. El presente grabado forma parte de la colección de la Real Maestranza de Caballería de Ronda, y ha sido elegido para ilustrar la felicitación navideña de la Institución.

¡Feliz Año Nuevo 2015!