logo_rmcr

EL BLOG

· DE LA REAL MAESTRANZA DE CABALLERÍA DE RONDA ·

Ronda, 19 de abril de 2024
Buscar

Una extraordinaria vista de Ronda fechada en 1549

«Como es tradición, la Real Maestranza de Caballería de Ronda felicita las fiestas navideñas con un christmas institucional. A las puertas del 2023, año en que celebrará el 450 aniversario de su fundación, la entidad ha elegido un documento de archivo excepcional, el cual pertenece a una colección particular»

Como es tradición por estas fechas, la Real Maestranza de Caballería de Ronda felicita las fiestas navideñas y la llegada del año nuevo con un christmas institucional. La imagen seleccionada para ilustrarlo suele ser habitualmente una pieza de su colección de arte o de los fondos archivísticos y bibliográficos.

A las puertas del 2023, año en que la Real Maestranza celebrará el 450 aniversario de su fundación, en esta ocasión la entidad ha elegido un documento de archivo excepcional, el cual pertenece a una colección particular. Un dibujo que representa la ciudad de Ronda en 1549, según aparece recogida dicha fecha en el propio documento, siglo que coincide con el origen de la primigenia hermandad de caballeros del Santo Espíritu, antecedente de la actual Real Maestranza de Caballería de Ronda.

El dibujo está realizado en tinta sobre papel, con unas dimensiones de 1542 x 572 mm, y pertenece a los herederos de los Condes de Santa Pola. En él se puede ver una visión panorámica de los barrios de La Ciudad y El Mercadillo, y posiblemente sea la representación de Ronda más antigua conservada.

Detalle de la parte izquierda del dibujo, en la que se representa el barrio de La Ciudad por su parte más baja, así como el arrabal de San Miguel. Colección privada. Herederos Condes de Santa Pola.

La ciudad que conocemos hoy es, entre otras cosas, consecuencia de su situación geográfica y, principalmente, de su situación topográfica. Su extraordinaria orografía determina su historia, ya que la inaccesibilidad de su emplazamiento, sobre una formación rocosa rodeada por el río y el Tajo, la hace inexpugnable. Dicha cualidad favoreció que la antigua ciudad se convirtiese en un punto defensivo estratégico, siendo durante más de doscientos años un enclave importantísimo, favoreciendo la estabilidad de la frontera con el Reino de Granada. De no haber existido Ronda, la historia de la conquista castellana hubiera sido, a buen seguro, diferente.

Debido a los condicionantes históricos y naturales, Ronda se configura como una ciudad fortaleza hasta finales del siglo XV, constreñida por su recinto amurallado y con un entramado de calles muy abigarrado debido a sus reducidas dimensiones. Una ciudad defensora de una frontera guerrera.

La conquista de Ronda en 1485 por las tropas cristianas, con el Rey Fernando el Católico a la cabeza, provoca un cambio fundamental en la ciudad. Pierde su condición fronteriza adquiriendo en su lugar la de localidad de paso en dirección a Algeciras, Córdoba y Sevilla. Así, las cualidades que antes eran una ventaja, orografía e inaccesibilidad, ahora son lo contrario. Para solventar las desventajas, una de las primeras intervenciones fue abrir la ciudad hacia el norte con la construcción de un nuevo paso elevado, que recibió en ese momento la denominación de Puente Nuevo (hoy, el Puente Viejo).

La nueva vía de acceso propicia la expansión del barrio extramuros de El Mercadillo, donde se asentaban las mercaderías. Estas formas de asentamiento fuera de las murallas son muy comunes a las puertas de las ciudades medievales, dando lugar a plazas como la que hoy existe delante de la Puerta de Almocábar, en el barrio de San Francisco. El Mercadillo nace como un asentamiento urbano alrededor de una de las vías de entrada a la población, pero su mayor desarrollo urbano se debió a ser zona de paso a través del nuevo puente hacia la ciudad fortificada.

Detalle de la parte derecha del dibujo, en la que se representa la parte final del barrio de La Ciudad, la nueva conexión elevada y las primeras construcciones del barrio de El Mercadillo. Colección privada. Herederos Condes de Santa Pola.

Los cambios producidos por la nueva conexión fueron muy importantes. La ciudad salta de una lado al otro del río, permitiendo la creación de una nueva zona urbana de gran desarrollo, pese a algunas fuertes pendientes que presenta. En un corto espacio de tiempo duplica la población del casco antiguo, el barrio de La Ciudad, diferenciado de los barrios de San Francisco, en la vía de salida hacia Algeciras, y El Mercadillo, hacia Córdoba y Sevilla.

La conexión entre ambas partes seguía, sin embargo, siendo muy dificultosa. El tránsito por lo que hoy es la calle marqués de Salvatierra, obligaba en la mayoría de las ocasiones a descargar las carretas y desmontar las caballerías para vencer su desnivel. Aun así, la Ciudad quedó conectada con las salidas al norte, hacia Málaga, Córdoba, Granada y Sevilla.

El dibujo muestra una perspectiva de las murallas denominadas de levante muy similar a la que podemos contemplar hoy en día. En él se pueden identificar: en la línea superior, la muralla principal, la iglesia del Espíritu Santo, la puerta de los Esparteros, el castillo del Laurel, la iglesia del Carmen y la colegiata de Santa María la Mayor; en la línea central, el segundo lienzo de muralla, que delimitaba por su parte baja al arrabal de San Miguel; y en la línea inferior, el arroyo de las Culebras. En el barrio de El Mercadillo se puede ver los comienzos del actual barrio de Padre Jesús.

¡Feliz Navidad y Año 2023!

Bibliografía

Rojo Montijano, A., y De la Torre Fragoso, C. El Puente Nuevo de Ronda y su influencia en el desarrollo y evolución de la ciudad. Anejos de Takurunna, Anuario de Estudios sobre Ronda y la Serranía, n. 3, p. 381. Ronda: Editorial La Serranía, 2019.