logo_rmcr

EL BLOG

· DE LA REAL MAESTRANZA DE CABALLERÍA DE RONDA ·

Ronda, 13th June 2024 19:50
Search

Tratados de equitación y la doma clásica en la Escuela de Equitación de la Real Maestranza de Caballería de Ronda (II). Antoine de Pluvinel y el cuidado psicológico del caballo.

El tratado de Pluvinel fue publicado tras la muerte del autor por el grabador flamenco Crispijn van de Passe II con la colaboración del ayuda de cámara del rey J.D. Peyrol, aunque la primera versión de 1623, con el título "Le Maneige Real" (incluyendo magníficos grabados) no llegó a ver la luz. Sería en 1625 cuando el libro fue publicado en su versión íntegra, editado por Menou de Charnizay (un antiguo amigo de Pluvinel) con su título definitivo: "L'Instruction du Roy en l'exercice de monter à cheval" ("La Instrucción del Rey en el ejercicio de la equitación"). Desde entonces ha sido reeditado en contadas ocasiones y traducido a diferentes idiomas.

En la entrada de hoy sobre tratados de equitación clásica pertenecientes a la Biblioteca de la Real Maestranza de Caballería de Ronda trataremos sobre “L’instruction du Roy en l’exercice de monter á cheval”, en español conocido también como “Picadero Real” de Antoine de Pluvinel (1552-1620), impreso en París en 1625.

Frontispicio. Biblioteca-RMR.

El autor fue un destacado maestro de equitación francés, tutor del rey Luis XIII de Francia. Fue conocido por perfeccionar el método de la doma clásica. Algunos de los conceptos de su enseñanza siguen utilizándose y representándose hoy en día.

El tratado de Pluvinel fue publicado tras la muerte del autor por el grabador flamenco Crispijn van de Passe II, con la colaboración del ayuda de cámara del rey J.D. Peyrol, aunque la primera versión de 1623, con el título “Le Maneige Real” (incluyendo magníficos grabados) no llegó a ver la luz.

Sería en 1625 cuando el libro fue publicado en su versión íntegra, editado por Menou de Charnizay (un antiguo amigo de Pluvinel) con su título definitivo: “L’instruction du Roy en l’exercice de monter à cheval” (La instrucción del Rey en el ejercicio de la equitación). Desde entonces ha sido reeditado en contadas ocasiones y traducido a diferentes idiomas.

Lámina 21. Biblioteca-RMR.

El maestro francés es conocido por la enseñanza de la doma sin emplear ningún tipo de corrección severa en sus métodos de entrenamiento, basados en dos ideas básicas entonces muy novedosas: el cuidado psicológico del animal y la norma de que el caballo debe considerarse como un ser sensible e inteligente.

Pluvinel aportó a la equitación la caricia, introduciendo por primera vez la recompensa como parte del entrenamiento. En sus escritos también se empiezan a ver por primera vez términos como la importancia de la flexibilidad y relajación muscular del caballo. Su novedosa equitación estaba representada bajo el lema: “ir lentamente es estar seguro de llegar pronto”.

Aviator Plinko